La Ingeniería de Fabricación es una rama de la ingeniería que trabaja en las diferentes fases de transformación de la materia prima en un producto final. Todas las áreas de ingeniería, así como algunos departamentos clave, tales como Calidad, Producción, NCP, Procesos, Mantenimiento o Diseño colaboran en este campo. Mediante el presente artículo se pretende centrar la atención en la disciplina que tiene la capacidad de aportar un gran valor a todos los procesos de fabricación, esta es el conocido Control Numérico, Numerical Control Programing (NCP).

NCP es una ingeniería de computación cuyo interés fundamental es la automatización de procesos de fabricación. Estos procesos requieren de una serie de instrucciones, movimientos y orientaciones en el espacio. La Programación de Control Numérico se ha convertido en una parte esencial de los servicios de innovación industrial que permiten la automatización de cualquier proceso, por lo que este campo le ofrece una amplia gama de oportunidades en todo tipo de industrias.

La mayor motivación en este campo es crear un resultado físico que estará operativo en cualquier sistema de ingeniería aplicado en nuestra vida cotidiana. Además, tiene la capacidad de cubrir el software y hardware de cualquier tipo de robot a través de aplicaciones de diseño 3D.

Optimización de los procesos

Para asegurar resultados óptimos es imprescindible que los departamentos de fabricación trabajen de forma conjunta. A su vez, es importante que exista un flujo de transferencia de comunicación y conocimiento entre ellos.

La ingeniería del NCP no es un negocio de nueva creación, sus comienzos se remontan a más de 60 años, y actualmente se sigue innovando en este campo de la ingeniería añadiendo nuevos avances, en las máquinas, mayor velocidad y robustez, así como elaborando herramientas de mayor ciclo de vida y de esta forma favoreciendo la eficiencia de los procesos y mejores acabados. Este continuo desarrollo potencia la relevancia de la ingeniería de NCP en los procesos de fabricación industrial.

En el diseño de un programa de control numérico en un proceso de mecanizado, no solo hay que tener en cuenta los movimientos tridimensionales requeridos de la herramienta en la máquina, sino también diseñar la estrategia adecuada para mecanizar la materia prima desde el estado de entrada hasta el conformado de la pieza final. Debe tenerse en cuenta el conocimiento y rendimiento de las herramientas y sus condiciones de corte para lograr la calidad necesaria sin ningún tipo de vibración o marca, garantizando así que no se generen fuerzas adicionales en el efector final. La complejidad del proceso requiere de un equipo de trabajo cohesionado que se reúna regularmente para discutir qué ruta de acción debe llevarse a cabo en cada caso, teniendo en cuenta la clase de material y especificaciones propias de la máquina.

Garantizando la calidad

Una vez dicho programa se encuentra validado por el simulador VERICUT (Software de simulación y verificación de programas de control numérico), se procede a pasar los procesos de calidad pertinentes. Hay que ser conscientes del alto grado de implicación que tiene un programa NCP en el cuidado de las máquinas y un error puede conllevar a una avería de coste muy elevado para la empresa, así como de la rotura de alguna herramienta.

Al trabajar en una industria creativa, expuesta a constantes cambios y mejoras tanto en los requisitos como funcionalidades de las máquinas, encaja la incorporación de metodologías ágiles como SCRUM. De esta manera, se puede garantizar una adaptación constante al cambio para tratarlo como un aliado y no como una amenaza.

¿Te gustaría recibir nuestros próximos artículos?