Banca Multicanal y CaaS, Content as a Service.

La Banca Multicanal es el resultado de un intenso proceso de transformación digital del sector financiero. En este artículo veremos uno de los pilares imprescindibles para una Banca Multicanal.

¿Te imaginas poder disponer de un único repositorio de contenidos con los que poder servir a todos tus canales corporativos o incluso a aplicaciones o a otros sistemas? Sin necesidad de duplicar la información, mejorando la eficiencia de los procesos, obteniendo el mayor rendimiento de tus contenidos y dotando de una flexibilidad inimaginable a tus canales. Desde hace unos años todo esto es posible gracias a un nuevo paradigma en la gestión de contenidos que es básico en una banca multicanal. ¿Quieres descubrirlo con nosotros?

Cada día son más los usuarios que se relacionan con nuestras compañías a través de múltiples canales y dispositivos. En consecuencia, los directivos dedican cada vez más recursos para ofrecer a sus clientes una verdadera experiencia de banca multicanal. Por otro lado, los contenidos de los sites corporativos cobran cada vez una mayor importancia y se han convertido en un factor decisivo en el éxito digital. La variedad, personalización y el atractivo de estos contenidos son factores clave a la hora del éxito en la comunicación y en la comercialización de nuevos productos.

Estos dos factores unidos han hecho que la gestión de los contenidos se haya convertido en una labor de una complejidad creciente a la que los paradigmas tradicionales no siempre pueden hacer frente. Es por esto que en los últimos años se ha desarrollado una nueva tendencia: el Content as a Service.


¿Qué es un CaaS y por qué es fundamental para una Banca Multicanal?

Frente a los modelos tradicionales de Gestores de Contenidos, más conocidos como CMS por sus siglas en inglés (Content Management System), en los que el gestor estaba ligado al canal en el que se publicaban los contenidos (normalmente páginas web) y asumía la lógica de presentación; ha surgido recientemente un nuevo paradigma que podríamos definir de forma un tanto académica de la siguiente manera: un Content as a Service o de forma abreviada CaaS es aquella arquitectura desacoplada en la que el gestor de contenidos exclusivamente tiene la función de almacenar y servir contenidos carentes de formato de presentación al canal, dispositivo o medio que la demande. Quizás esta definición nos deje un poco fríos en un primer momento, por lo que voy a intentar desgranar a lo largo de este artículo las principales características, ventajas, inconvenientes y tipologías de un CaaS.


¿De qué se compone una solución CaaS?

Como primera aproximación vamos a conocer la arquitectura de una solución CaaS y los principales actores que se distinguen en ella:

Roles de un Content as a Service

  • El creador de los contenidos:Es la fuente de la que va a partir la información a gestionar y a compartir. El origen de los contenidos puede ser enormemente amplio: un usuario o redactor, un proceso de negocio u otros gestores de contenidos en el caso de que queramos aglutinar diversos repositorios en uno solo.
  • El CaaS: Es el objeto principal de nuestro estudio y el núcleo de toda la solución. El CaaS tendría como función recepcionar, almacenar y exponer los contenidos. Algunos autores también incluyen entre las funciones de un CaaS la gestión de acceso a la información, la facturación en el caso de contenidos de pago y la personalización. Pero siendo puristas todas esas funciones se pueden llevar a cabo por módulos específicos como es el caso de los API managers, módulos de pricing&billing o módulos de personalización, respectivamente.
  • El consumidor de los contenidos:Como ya hemos comentado antes, los contenidos pueden ser consumidos por variedad de dispositivos, desde un teléfono móvil hasta un display de un aeropuerto, un cajero automático, una impresora, un Smart tv o, por qué no… un frigorífico; y por un número igualmente amplio de canales: páginas web, aplicaciones móviles (híbridas o nativas) o redes sociales por citar sólo algunos. En realidad, cualquier sistema puede ser un potencial consumidor de contenidos, no sólo un canal, también, por ejemplo, una herramienta de BI u otro Gestor de Contenidos.

Para la integración con los otros actores de la arquitectura, un CaaS publica un conjunto de APIs que permiten crear y consumir contenidos, e intercambia la información utilizando cualquiera de los formatos estructurados más extendidos: XML, o más frecuentemente, JSON.

Ahora ya sabemos un poco más acerca de los roles que componen nuestra solución y de la forma en que interactúan. En nuestro próximo artículo, profundizaremos sobre las principales funciones de un CaaS y sus ventajas competitivas para una banca multicanal.

Para profundizar en las ventajas de una solución Content as a Service puedes descargarte nuestro whitepaper

Descargar whitepaper